Mis benditos plátanos!

Estándar

Párate y pregúntame lo que siento después de salir de cada entreno de seco! Lo que noto, es temblar los músculos. Una sensación extraña a la vez que agradable y reconfortante que te hace pensar que el entreno fué exigente. Esa sensación no es para menos ya que los días que tengo que hacer gimnasio suelo acumular un total de aproximadamente tres horas de entreno (agua y seco). Continuar leyendo