Y de repente, la motivación se esfumó!

Estándar

Es curioso como hay días que no te apetece entrenar, días que te quieres saltar alguna sesión, ayer, esa sesión era la de seco.

Para ser sinceros, la idea de tener que ir al gimnasio después de salir de la piscina con la carga acumulada de toda la semana, no me agradaba mucho. Concretamente, mi nivel de motivación no estaba por las nubes…tampoco por los suelos, pero era baja.

Tengo que autoagradecerme por una cualidad mía, la constancia, un rasgo que me ayuda a visualizar mis objetivos.

Ayer podía buscarme una excusa, cosa que mucha gente hace; no me apetece, estoy un poco cansado, me duele aquí o allá..; pero ese no fue mi caso, yo fui a entrenar! Puedo decir que fue unos de los entrenos de seco más valiosos de toda la temporada!

Era la misma rutina del lunes, los mismos ejercicios y cargas que difícilmente podía con ellas unos días antes, pero ayer la cosa cambió. Sin explicármelo, llega un día en el que tu cuerpo es capaz de mover cargas que ni me había planteado, y menos en un periodo de tiempo de “4 días”. El funcionamiento de nuestro cuerpo parece ser muy complejo y caprichoso.

Pero…que quiero decir con esto? Sencillamente que una de las cosas más importantes para alcanzar una meta, es la constancia. Por muy lejos que estés de un objetivo, el mero hecho de ser constante, ir grano a grano y sumando día tras día, te hará estar cada vez un poco más cerca de esa meta que de antemano puede que pareciese inalcanzable.

Joselu González.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s